¿Cómo se gestiona el riesgo empresarial? (parte 1)

En artículos anteriores, abordamos la temática de los riesgos que implica el otorgamiento de crédito a nuestros clientes. Es importante poder tener una visión general de lo que esta en juego para poder gestionar los créditos a nuestros clientes de manera efectiva. Entre los factores que conforman el riesgo, podemos mencionar:

1. Debilidad en la relación con los clientes: La relación con los clientes tiene un papel clave en el buen funcionamiento de cualquier compañía. Por ello, se debe mantener una adecuada interacción, prestando atención a la calidad del vínculo pero sin por ello derivar en interacciones ineficientes a los intereses de nuestra compañía en el afán de mantener un lazo cliente-marca que sea amable.
2. Efectos sobre el producto o servicio: Cuando algunos clientes se encuentran en posición morosa, nuestra compañía puede encontrarse con una falta de fondos que afecten la producción actual o la inmediatamente posterior. Esto resulta de gran importancia cuando se trata de conservar un departamento de desarrollo o una cadena logística. Los riesgos que a menudo también bordean la propia imposibilidad de desarrollar o diversificar la matriz de producción, así como mejorar los propios servicios ofrecidos.
3. Medición del nivel de gestión: Hay casos en que la falta de gestión de los procesos de una compañía se da de manera desarticulada y es sólo en momentos conflictivos en donde se hecha luz sobre ese hecho. Por ello, es importante no caer en esa sorpresa en un caso en que la morosidad comprometa la rentabilidad de la empresa. Para ello, es necesario un reconocimiento del nivel de gestión, para conocer el grado de presencia gerencial, el tipo de gestión sobre las relaciones con los clientes, los objetivos corporativos, de Marketing, etc. La naturaleza inapropiada de la gestión puede ser un grave factor de riesgo para la rentabilidad de nuestra compañía, de ahí la importancia que tiene el seguimiento articulado de todas las partes que conforman una compañía. Imagine el inconveniente que conlleva caer en desconocimiento de cómo un crédito afecta a un proceso u otro en momentos en que la rentabilidad esta comprometida.
En el siguiente artículo continuaremos abordando los factores de riesgo empresarial que comprometen a nuestra compañía.



Deja un comentario